Presentación

La investigación, la experimentación y la innovación han sido y son una característica del Sistema Amara Berri. Asegurar la coherencia entre la intencionalidad (PEC), la plasmación práctica (PCC) y las estructuras organizativas y de formación del centro es una de nuestras prioridades. 

Desarrollamos el marco teórico competencial concretándolo en actividades de aula que conllevan cambios metodológicos en nuestra práctica educativa y organizativos en nuestro funcionamiento. Estos cambios generan nuevos roles y formas de hacer entre los elementos que conforman nuestras comunidades educativas. La puesta en marcha de proyectos globales en los centros escolares posibilita avanzar en esta dirección. Consideramos importante que, desde una perspectiva global, todas las iniciativas que surjan se vayan incorporando al cuerpo cultural de cada escuela; una cultura propia, en permanente crecimiento, en el que todos y todas nos sintamos implicados y en el que la mejora sea no solo un fin, sino también un medio.

 

Sistema Amara Berri.

 

Concepción del alumnado

Nuestra acción educativa se centra en cada alumno y en cada alumna, aunque esta concepción también incluye a quienes tomamos parte en esa acción, porque se refiere al concepto de persona. Cuando situamos al alumnado en el eje de nuestro hacer pretendemos que ante cualquier análisis que hagamos no perdamos de vista su desarrollo, su bien, por encima de otros intereses del profesorado, de las familias, entidades,...etc.


A cada alumno y a cada alumna lo definimos como: 

Un ser global.
Con sus propios intereses y motivaciones.
Con unos esquemas conceptuales y emocionales determinados.
Y que posee su propio potencial individual.